domingo, 15 de junio de 2008

La evolución en el aspecto técnico

Recuerdo el día que compré mi primer balón de fútbol, fue con 10 años en Deportes Chema, en la cuesta de la Plaza en mi localidad natal, Caravaca de la Cruz. Fue tras una charla de Jorge Bera, sin duda la persona que más me ha marcado futbolisticamente, y que a veces aparece en mi mente como una conciencia sabia que me aconseja y me dice como tengo que comportarme, en un equipo, un hogar, con los amigos... 

Tristemente seguimos anhelando su presencia hace ya 12 años de su trágica muerte. En esa charla, ante 20 "mañacos" hipnotizados ante su capacidad de transmitir constantemente valores sobre el fútbol y la vida, habló sobre el gesto técnico, la habilidad y la destreza con el balón, y la idea que esa era la única cualidad que un jugador puede mejorar hasta casi la vejez. Nos animó a que cada uno nos comprasemos un balón (si alguno no podía comprarlo el se lo regalaba) y a que pasasemos con él todo el tiempo posible, siempre dándole gran importancia a nuestras obligaciones escolares. Me marcó sobre todo algo que dijo ... "intentar crear cosas distintas, inventar nuevos gestos,detalles, hacer payasadas con la pelota, no conformaros con hacer 100 contactos con el balón, ir más allá". Por otro lado matizaba que la habilidad adquirida con el balón, debe ser aplicada al juego en conjunto, y a tener un mayor número de recursos técnicos ante situaciones individuales.

Recuerdo recorrer con mi balón bajo el brazo, cada calle, plaza, descampado de mi pueblo, siempre buscando encontrar amigos con los que poder jugar una tarde entera. La plaza del Hoyo, La ciudad Jardín, las cuestas del Barrio del Carmen, el Campo de los Pandas, lugares con superficies irregulares y complicadas para la práctica del fútbol, pero que siempre han dado en Caravaca generaciones de jugadores técnicos como si de brasileños de tratara.Fari y Kinikos en San Francisco, Mista y Gorrafina en la Calle de las Monjas, el Bareta y el Capote en el Hoyo, dejaban boquiabiertos a niños y adultos. Gambeteos, sombreros, caños, balones al cuello ... cosas alucinantes que todos intentabamos imitar.

Hoy en día ese tipo de gestos que estos mini cracks mejoraban día a día, han quedado obsoletos. Podríamos decir que son arcaicos. Se ha producido una evolución en el aspecto técnico bestial.

Si en el buscador de Youtube ponemos Joga Bonito o freestyle football, nos aparecerán un sinfin de videos de compilaciones de profesionales o aficionados realizando todo tipo de maniobras técnicas increibles.

Los niños de hoy en día están creciendo rodeados de este avance en el desarrollo técnico. Todo está mediatizado, y estas imagenes quedan grabadas en la "conciencia futbolística" del joven jugador. A veces me quedo embobado viendo a los peques jugar en un parque y ver como intentan imitar a los cracks que tanto admiran. Se me rien los huesos cuando veo a un piolín de 9 años haciendo una roulette de Zidane, o una espuela de Cristiano Ronaldo (gesto estético y muy efectivo ya que simplifica con un solo contacto hacer un cambio de ritmo hacia el interior - Rivelinho en los 70 ya lo hacia con Brasil), las bicicletas de Robinho, etc, etc. Gestos que ya están grabados en el subconciente del niño, y que los entrenadores de bases tenemos que aprovechar. Es nuestra obligación trabajar el aspecto técnico por encima del resto. Un jugador con una gran destreza técnica, siempre estará por delante de jugadores físicos, rápidos o goleadores.

La mejora de la técnica desarrolla otros aspectos como la creatividad y la inteligencia futbolistica. Es por tanto que estos jugadores técnicos siempre tendrán las llaves antes situaciones complejas y un mayor número de recursos y argumentos.

Existen personas que al observar a un jugador realizar todo tipo de maniobras técnicas, propias de un malabarista de circo, comentan "eso?.. eso son payasadas, no sirven para nada".

Y para mi, sinceramente sirven y de mucho. Sirven porque hacen que el jugador mejore el tacto con el balón, domina el espacio entre su cuerpo, la pelota y el oponente, perfecciona gestos que serán aplicados en determinadas situaciones reales de partido, etc,etc. El balón en ocasiones pasa a convertirse en una prolongación del cuerpo y eso solo se consigue a base de pasar horas y horas con el esférico, como Maradona, Zidane o Cristiano Ronaldo han reconocido hacer en su infancia. Todos ellos pasaron junto al balón miles de horas mientras sus amigos iban al cine, a tirar piedras a los perros o fumarse unos cigarros en algún refugio.

Lo que debemos hacer los formadores de jugadores es saber enseñar la técnica y diferenciar el desarrollo técnico, con la payasada innecesaria. No podemos limitarnos a realizar circuitos técnicos simples y a continuación terminar la sesión con una pachanguita. Tenemos que hacer hincapié en el detalle, en el fallo y la repetición. Tenemos que aprovechar esa "conciencia futbolística" que comentaba, porque en ella está el jugador técnico del futuro.

video

No hay comentarios:

Post relacionados

Post relacionados
traductor para el blog blogger web