martes, 1 de diciembre de 2009

El Manager

No, no es la de la foto. Es cierto que en algunas ocasiones los entrenadores de fútbol alcanzan el éxito, la fama y el reconocimiento. Pero les aseguro que son las menos. Incluso el mítico Brian Clough (en la imagen), entrenador, ya fallecido, del Forest ganador de dos copas de Europa, y, posiblemente, el técnico de fútbol con mayor ego que haya habido (y tiene su mérito con ejemplares como Cruyff, Javier Clemente, Van Gaal, Toshack, etc), fue catalogado por su propio presidente como un pobre hombre, igual de prescindible e insignificante que cualquiera de los que nos dedicamos, con mayor o menor fortuna, a esto del once contra once, dos porterías y un balón. Y lo peor de todo es que no le faltaba razón.

Así que si alguna vez el caprichoso azar hace que se nos suban exageradamente los humos, no estaría de más que tuviésemos siempre en mente las sabias palabras que Sam Longson, presidente del Derby County, le espetó a su entrenador Brian Clough, tras pretender éste adjudicarse todos los méritos en la fulgurante ascensión a la élite del modesto club del norte de Inglaterra. Palabras que acaban de quedar estupendamente inmortalizadas en la película "The Damned United", maravilloso film que narra una pequeña parte de la azarosa vida profesional de Brian Clough, y que debería ser obligatoriamente exhibido en todas las escuelas para monitores de fútbol, y por cuyo visionado tendrían que convalidar como mínimo un curso.



video

No hay comentarios:

Post relacionados

Post relacionados
traductor para el blog blogger web