lunes, 17 de marzo de 2014

El fútbol ya no se practica en la calle



El fútbol ya no se practica en las calles y plazas de mi pueblo. Ahora sólo se hace en el cole y el equipo, y bueno también en la Play o en la XBox.

Soy del 80, esa generación que creció entre parques, bancales, descampados, asfalto y cocheras. Soy de la quinta que llegaba tarde a casa con las rodillas sangrando y que al día siguiente su madre le bordaba un parche con la estampa de Spiderman o Mazinguer Zeta. Soy del Tango, el Etrusco y el Questra. Soy de los que soñaban con ser Oliver o Benji.

El boom inmobiliario y las nuevas tecnologías se han encargado de eliminar la imagen de niños jugando en mitad de la calle, recogiendo el balón al paso de un coche con la cara llena de Nocilla.

Jugar contra "los mayores" y aprender a base de goleadas, eso eran lecciones de verdad. De esos partidos ningún padre podía hacer una crónica parcial para la prensa local o el Facebook.

Ahora desgraciadamente observo niños sobre protegidos y mimados a los que no les falta ni un capricho. Tienen las mejores botas de fútbol del mercado, espinilleras personalizadas y hasta un álbum de fotos como "futbolista" con apenas 10 años.

Esto se traduce en mucha tontería, pérdida de destrezas, escasa picardía, poco ingenio y escasez de recursos técnicos. Por supuesto generalizamos. 

El juego de la calle era puro, complejo y competitivo. "¡Diez minutos o dos goles!" y saltaban chispas. La reducción de espacios, jugar con la calzada, con un pico de una puerta o una loseta rota, ayudaban a desarrollar habilidades que actualmente no pueden adquirirse en la escuela de fútbol.

Era necesario intuir el bote del balón, adaptarse a la superficie y al mismo tiempo estar atento a que el dueño de la tienda no te robara el balón. Eso espabila la mente.

No me negaréis que resulta hasta extraño ver a un niño con un balón en mitad de la calzada. Extraño y triste, muy triste. Faltan futbolistas de calle, con genio, carácter y desparpajo. 

El fútbol está perdiendo creatividad, desarrollo en ciertos aspectos técnicos y alegría, mucha alegría. Y amigos eso es algo que sólo da la libertad de la calle o del parque y que jamás podrá compensar el nuevo modelo de botas de Cristiano o de Messi.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está claro que generalizáis.

Jose Carlos Gozalbes dijo...

Por supuesto. Es un post muy generalista ;)

Post relacionados

Post relacionados
traductor para el blog blogger web